Semana horribilis

Para empezar la semana, mi ordenador, el nuevo y flamante de tropecientos gigas que me había regalado mi media naranja (la Muka dixit) para mi cumpleaños, se declaró en huelga, pero no os creáis que avisó o que hubo negociaciones previas, que va, fue un parón fulminante, de esos para hacer daño, cuando más duele, cómo cuando los pilotos se declaran en huelga en plenas vacaciones o los basureros, en mitad de las fiestas del pueblo y la cosa no hubiera sido tan grave en otras circunstancias, porque yo hubiera utilizado mi portátil, ese que nunca me falla, si, ordenador nuevo, si me estas leyendo, esto lo digo con rencor y odio, bueno a lo que iba, lo peor era que en esa maquina maligna estaban guardaditos y terminados, los archivos de la invitación de boda de mi amiga Raquel, mi amiga de la infancia, que me había pedido con premura sus invitaciones, se casa en septiembre y tiene que repartirlas ¡ya!, esas invitaciones que yo hice con todo el cariño del mundo y que el despiadado no suelta, porque se niega a encenderse.
Esa es la parte primera, yo le dije a Raquel, tú no te preocupes que yo le saco al chisme ese los archivos, aunque tenga que torturarlo, el jueves lo llevamos a la imprenta, no te preocupes y ayer me dirigí al despacho de mi amorcito, para enchufarle el disco duro del perro depravado a cualquier otra máquina más solicita y amable. Aparco mi coche, en pleno centro de Granada, en mitad de una parada de autobús, pongo las luces de emergencia y cierro la puerta, ya, ya se que esta mal, pero iba a ser un momentito de nada, cuando subí no hubo manera de enchufar nada a ningún cacharro, porque no teníamos ni un triste destornillador, mi mitad es así, con buena voluntad pero poco previsor, nos marchamos, rápido, le dije, que me tengo que poner a hacerlas de nuevo, que mañana tienen que estar listas, total, es la historia de mi vida, siempre corriendo.
Me acerco a la puerta, abro el bolso, busco la llave, busco la llave ¿Dónde esta la llave? con pánico miro hacia el interior y... si , mi llave estaba allí dentro, puestecita en el contacto, mirándome con burla, que parecía que me decía, "si no hubieras dejado el coche mal aparcado y no hubieras salido corriendo, esto no te habría pasado". Tras el terror inicial llamé a mis padres, el coche es heredado y yo no tengo segundo juego de llaves; claro está que mis padres tampoco tenían las llaves, ya que llegados a este punto constaté que mi vida se parece mucho al anuncio de una conocida compañía de seguros: si algo puede salir mal, saldrá mal, los pobres aparecieron al rescate como buenos superpadres que son, con una llave que de sobra sabían que no serviría pero "por si" y un seguro antirrobo de hierro con forma de barra que finalmente utilizamos para romper la ventanilla trasera, podéis imaginar el numerito, mi padre con cara de loco dando porrazos en el cristal y mi madre dando explicaciones a los transeúntes, no estamos robando, no estamos robando, no estoy segura de que la gente no pensara que la familia que roba unida , permanece unida. El cristal lo rompió mi novio que tiene más arrojo para estas cosas; desde ayer cuando me monto en el coche me da el fresquito en la nuca.
Disculpadme si esta semana no os visito, no estoy de humor y perdonad el tostón.

23 comentarios

  1. has pensado en escribir un libro? menudas cosas te pasan! pobre...si que fue horribilis, me llega ha pasar a mi y me muero.
    un besito!

    ResponderEliminar
  2. Vaya semanita, pero verás que en unos días estará superado, hay semanas y días que mejor borar del mapa... Pero tiene solución, seguro que ahora conseguiste unas tarjetas igual o mejores que las anteriores, y con el coche... a mí me pasó hace unos años, así que lo entiendo perfectamente...

    Ánimos que después de una racha mala, vendrá una racha buena!!

    ResponderEliminar
  3. Niá si algo ha de salir mal...siempre sale peor.... tu tranquilizate, respira ondo y sonrie a la vida!!

    ResponderEliminar
  4. Que sí, semana horribilis, pero lo has contado con tanta gracia que me he reído un montón.

    La escena del coche con toda la familia unida es de película, me imagino a tu madre con el "no estamos robando" y se me hace familiar.

    Muchos ánimos, espero que todo se solucione pronto.

    pd: Hay epidemia de coches que dejan colgados a sus dueños por hache o por be, será el calor...

    ResponderEliminar
  5. Bueno, después de la lluvia viene la calma.

    ResponderEliminar
  6. Venga seguro que todo lo que te pase el resto del verano es bueno... ya se ha agotado la mala suerte!!!

    ResponderEliminar
  7. Ya verás como luego te reirás con el dichoso día, y tu amiga Raquel quedará la mar de contenta con sus invitaciones, yo también llevo una mala racha, lo único es que a mi no me pasa todo en un mismo día, va de uno detrás de otro.
    Lo importante es que no te resfríes con el airecillo en la nuca, je je je...
    Besitos
    ;)

    ResponderEliminar
  8. Supongo que no te hará mucha gracia, pero este post es genial, me encanta cómo lo relatas, si es que lo leo y parece que os esté viendo en la escena con el coche. Tu madre la que peor lo pasó seguro. Inspira, espira...y chilla!

    ResponderEliminar
  9. Ay hija! La verdad es que aunque tu lo hayas pasado mal yo me he reido mucho por la forma que has contado la historia! jajaja! (sorry, soy mala persona lo sé...) Tu también te reiras de esto con el tiempo... Y ánimo, que todo tiene solución!!

    ResponderEliminar
  10. Pues si que ha sido horribilis!!!!

    Animo!

    Zepequeña.

    ResponderEliminar
  11. jajajjaja... madre mía... las desgracias siempre vienen juntas y de la mano.... menudos días!!!!!!!!!!!
    Si te apetece pásate por el blog que estoy de concurso!!
    Un beso guapa!!!

    ResponderEliminar
  12. Vaya!! desde luego hay días que es mejor no levantarse.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Gracias a todas por vuestros comentarios, a las que os habeis reido no os sintais culpables lo escribi con esa intención, las desgracias es mejor tomarselas a guasa que llorando salen unas arrugas muy feas

    ResponderEliminar
  14. ama, ama, que risa... si es que hay dias que parece la revolución de las máquinas!!

    y el rollo de las llaves muertas de risa en el contacto... cómo me suena! Si es que hasta las oyes descojonarse de la risa en tu cara!

    Y que pasó con las invitaciones??
    Has metido un hachazo al computer?

    Besos y animo!

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Hola Esther!!

    Cierto es,las cosas "malas" o simplemente,las que te fastidian el día y no te dejan de demostrar que era mejor haberse quedado en la camina tan agusto,no vienen solas...Pero eso,hay que tomárselo con guasa,porque sino... :D
    Espero que ya esté todo bien,y esta semana compense con creces a la anterior.

    ¡¡Un besazo guapetona!!+(L)

    ResponderEliminar
  16. Vaya semanita guapa! Espero que la siguiente sea mucho mejor, no pierdas la calma que al final.. ¡todo tiene solucion!

    besos

    ResponderEliminar
  17. Juas !!! Pero nena... lo siento tu no te reirias nada de nada pero es para mearse... tu madre tenia que ser un puntazo dando explicaciones jajajaj.

    Pero bueno solo sea lo que nos ha pasado y no más que yo sin coche no soy persona jajja.

    Por cierto que paso al final con las invitaciones ?? Las has tenido que volver ha hacer o las conseguiste scar ??

    Besitosss

    ResponderEliminar
  18. madre mia!!! y luego me quejo yo de las mias, espero q esta semana haya sido mas solidaria y haya compensado por la anterior ^_*

    ResponderEliminar
  19. Piensa que a partir de ahora juzgarás todos tus malos días a partir de este, y, como es difícil de superar, no serán tan malos!
    Yo si que vi la película, en vídeo después de negarme en rotundo durante mucho tiempo, y aún decepcionante, estaba mejor de lo que me esperaba.

    ResponderEliminar
  20. jajajja.. no lo he podido evitar, pero es que la próxima vez, no lo cuentes con tanta gracia!!
    además.. si es que me veo ahí mismito, soy la típica a la que también le pasan estas cosas!

    un beso enorme!

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. ays me he hecho un lío con tantas páginas abiertas y he borrado mi comentario anterior, pues nada chiquilla, lo dicho ánimo!

    Besos

    Ana

    ResponderEliminar
  23. Jo Esther vaya momento tierra tragame. Malditos chismes... mi ordenador es vago y lento y si le pido muchas cosas a la vez se satura y se declara en huelga. Le pasa sobretodo cuando voy a cobrar algo y tengo a la clienta esperando. Favorazo a tu amiga que se casa...
    Feliz verano!!!!

    ResponderEliminar