de zapatero de melamina a archivador vintage (con chalk paint)


pintar melamina con chalk paint por estherimenta
transformar un zapatero con chalk paint por estherimenta
transformar un zapatero con chalk paint por estherimenta

Esta es la historia de un zapatero tremendamente feo y barato, de melamina y cutre imitación cerezo, que compre por estrecho (y por barato claro) y que en un primer momento intenté arreglar con vinilo plateado y casi quedo peor y eso que era difícil, pero al final la historia ha tenido un final feliz, de esos de comer perdices y en el han estado involucrados un rodillo y un affaire con un bote de chalk paint.

pintar melamina con chalk paint por estherimenta

Este de arriba era el espanto al que me tenía que enfrentar todas las mañanas, creo que he tardado tanto en afrontarlo porque ese vinilo plateado, que le sienta al falso cerezo como a un santo dos pistolas, me costo dios y ayuda ponerlo. Pero, como en alguna ocasión me pasa, tuve un afortunado momento de lucidez y pensé que podía transformar mi zapatero en una suerte de archivador antiguo, al menos en apariencia y que utilizar chalk paint para el invento no sería mala idea.

Así que con esta idea en mente me dirigí al astillero una preciosa tienda en Granada donde puedes perderte un buen rato si lo tuyo es el craft y el DIY duro, mi idea era comprar pintura chalk paint de la pajarita, había leído que funcionaba bien en la melamina, pero los botes que tenían eran muy pequeños así que me decante por pintura chalk paint de la marca Fleur, que según me comentó la dependienta, a diferencia de la de la pajarita, los pigmentos que esta pintura lleva son naturales.

chalk paint fleur
El proceso ha sido relativamente sencillo, retiré el vinilo, una pasada de lija suave (nada de matarse frotando), limpié con alcohol y pinté a rodillo con la pintura chalk paint, yo di dos capas, seca muy rápido pero si eres un impaciente como yo y lo haces demasiado seguido te puedes llevar la pintura de la primera capa en la segunda pasada, así que un mínimo de paciencia.

Si hubiera querido dar una tercera capa (o una segunda más cubriente y esmerada) no me habría dado con el bote de 130 ml, pero  me gusta el efecto que ha quedado, ya que al ser la base anaranjada y no cubrir totalmente toda la superficie, da la impresión de oxidado. 

Una vez pintado le dí una capa de cera Alex, que era la que tenía por casa, ya que sé que este mueble no va a tener mucho trote, si no me hubiera planteado usar un barniz mate o una cera especifica.
Para terminar compré unos tiradores en Leroy Merlin y coloqué unas etiquetas indicando que zapatos van en cada sitio.
Y este ha sido el resumen de una feliz tarde de domingo.

No hay comentarios